Deberías poder comenzar a navegar la web usando el Navegador Tor poco después de ejecutar el programa y pulsar el botón "Conectar", si lo estás usando por primera vez.

Arreglos rápidos

Si el Navegador Tor no conecta, puede haber una solución simple. Pruebe cada una de las siguientes:

  • El reloj de tu ordenador ha de estar configurado correctamente, o Tor no podrá conectar.
  • Asegúrate de que no hay otro Navegador Tor ya en marcha. Si no estás seguro, reinicia tu computadora.
  • Asegúrate de que cualquier programa antivirus que tengas instalado no está impidiendo que Tor se ejecute. Puede que necesites consultar la documentación de tu software antivirus si no sabes cómo hacer esto.
  • Deshabilita temporalmente tu cortafuegos (firewall).
  • Borra el Navegador Tor e instálalo de nuevo. Si estás actualizando, no te limites a sobrescribir tus ficheros anteriores del Navegador Tor; asegúrate previamente de que han sido borrados por completo.
¿Está censurada tu conexión?

Si aún no puedes conectar, tu Proveedor de Servicios de Internet (ISP) podría estar censurando las conexiones a la red Tor. Lee la sección Elusión en busca de posibles soluciones.

Problemas conocidos

El Navegador Tor está bajo desarrollo constante, y algunos problemas son conocidos pero aún no están reparados. Por favor, revisa la página de Problemas conocidos para ver si el problema que estás experimentando ya está listado allí.